¿QUE ES EL CANNABIS?

El cannabis ha sido una de las primeras plantas cultivadas por la humanidad, remonta a tiempos desde el año 4.000 a.C.  Ha sido y sigue siendo utilizada bajo distintas motivaciones: por sus propiedades textiles; por su uso recreacional; como fuente en preparación y consumo directo de alimento y la que hoy nos convoca; sus propiedades terapéuticas.

El Cannabidiol, también conocido como CBD es uno de los dos componentes cannabinoides más importantes de la planta de cannabis, que se encuentra en proporciones variables dependiendo de la cepa. Mientras que en algunas es mínimo, en otras puede ser el más abundante, o bien puede encontrarse en proporciones más o menos equitativas con el THC.

El Cannabidiol [CBD] es un componente del cannabis que tiene un beneficio medicinal significativo, que no hace sentir a la gente “drogada” y que inclusive puede contrarrestar la psico-actividad del THC.

El cannabis que es rico en CBD no es psicoactivo. Este tipo de cannabis, es una opción atractiva para aquellos pacientes que desean aliviar su inflamación, dolor, ansiedad, psicosis, espasmos y otras patologías, sin los efectos de letargo o disforia.

Las investigaciones científicas y clínicas [muchas de éstas, patrocinadas por el gobierno de los Estados Unidos] subrayan el potencial del CBD como un tratamiento eficaz para una amplia gama de patologías, incluyendo artritis, diabetes, alcoholismo, esclerosis múltiple, dolor crónico, esquizofrenia, trastorno por estrés postraumático [TEPT], depresión, infecciones resistentes al antibiótico, epilepsia, desórdenes neurológicos y otros más.

El CBD tiene efectos neurogénicos y neuroprotectores demostrables, y sus propiedades contra la diabetes y el cáncer se están investigando principalmente en algunos centros académicos de los Estados Unidos y en otros lugares.

                                           Actualmente, el CBD es el cannabinoide al que se le    

                                           reconocen más efectos beneficiosos para el

                                           tratamiento de algunos síntomas y enfermedades,             

                                           con mayor margen terapéutico.